Tomate seco

Nuestros tomates secos son perfectos para muchas recetas, como magdalenas saladas.
También son ideales para condimentar ensaladas, pasta, piadinas, pizzas y sándwiches.

Secado al sol
Empezamos a recolectar los tomates a principios de agosto, los clasificamos y finalmente los cortamos colocándolos en bastidores especiales para que se produzca el proceso de secado.

Una vez terminada esta etapa, los tomates se enjuagan y se conservan con aceite de oliva virgen extra, alcaparras, menta, apio, ajo y una pizca de guindilla (muy poca).

 

INGREDIENTES
Tomates secos (54 %), aceite de girasol, perejil, vinagre (solfitos), oregano, sal, ajo, guindilla picante triturada, regulador de acidez: E330 ácido cítrico, antioxidante: E300 L ácido ascórbico.

GRASAS
44,7 g de las cuales saturadas: 7,2 g (valor nutritivo medio por 100 g de producto)

CARBOHIDRATOS
25,8 g de los cuales azúcares: 17,3 g (valores nutricionales medios por 100 g de producto)

PROTEÍNAS
7,43 g (valores nutricionales medios por 100 g de producto)

SAL
16 g (valor nutritivo medio por 100 g de producto)

ENERGÍA
2135 Kcal/ 513 Kj (valor nutritivo medio por 100 g de producto)

ALÉRGENOS PRESENTES
Sulfitos (vinagre de vino), apio. Elaborado en una planta en la que se utilizan: gluten, huevos, pescado, leche, frutos de cáscara, apio, sulfitos.

CADUCIDAD
La fecha de caducidad de nuestros tomates secos en aceite es de 2 años a partir del momento de su producción. Nunca enviamos productos con una fecha de caducidad inferior a un año para garantizar la máxima frescura y conservación.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO
Una vez abierto, conservar el producto en el frigorífico a una temperatura de 4°C, cubierto de aceite y consumir en un plazo de 30 días.

Scroll al inicio